¿Qué es el acné?

Acné

El acné es uno de las enfermedades de la piel más frecuentes en la población, calculándose que hasta el 80% de las personas ha sufrido esta alteración en algún momento de su vida.

Se caracteriza por la aparición de comedones (espinillas), pápulas (granos), pústulas (granos de pus) y a veces nódulos y quistes (granos profundos) en zonas seborreicas. Afecta con mayor frecuencia a la cara, pero también puede ocurrir en la espalda, el pecho, los hombros y el cuello. Aunque no es una enfermedad grave, puede ser desagradable y desfigurante.

“El acné puede ser origen de problemas de autoestima y dejar marcas y cicatrices permanentes “

Acné facial

¿A qué edad puede aparecer el acné?

El acné es una enfermedad más frecuente en la adolescencia, debido al efecto de las hormonas en la pubertad. Sin embargo, si no se trata correctamente, en ocasiones se puede prolongar hasta los 30 años o incluso más, o aparecer en épocas de la vida adulta. Además, existen formas especiales de acné que pueden ser reflejo de alteraciones hormonales o de otro tipo subyacentes, como puede ser el acné que aparece antes de la pubertad, el acné transitorio que aparece en recién nacidos (por el paso de hormonas de la madre a través de la placenta), el acné asociado al uso de cosméticos inadecuados o medicamentos, o el acné que aparece sobre todo en mujeres adultas que no habían tenido problemas de acné en la adolescencia. Es en estas formas especiales de acné es importante  contar con un dermatólogo para que realice el estudio, diagnóstico y tratamiento adecuado a nuestro caso.

” El acné de la mujer adulta tiene a menudo una influencia hormonal”

¿Por qué aparece el acné?

Formación del acné
Formación del acné

El acné es consecuencia de la suma de múltiples factores:

1. Alteraciones de la queratinización folicular.

Se produce una alteración en la queratinización del folículo piloso, un fenómeno que favorece la obstrucción del poro y la aparición de los comedones (espinillas). Este factor resulta fundamental para que se desarrolle acné. La formación de comedones puede ser intrínseca en la persona, o bien secundaria a la aplicación de cosméticos inadecuados (preparados no oil-free).

2. Hiperproducción de las glándulas sebáceas.

 En el acné existe también una hiperproducción de sebo por un exceso de actividad de las glándulas sebáceas de la piel. Normalmente este factor suele ser consecuencia de un estímulo hormonal (adolescencia o mujeres en edad fértil).

3. Inflamación y ruptura de la unidad pilosebácea

Cuando se produce la obstrucción de un poro y la glándula subyacente sigue produciendo sebo es frecuente que la estructura pilosebácea estalle por rebosamiento y se produzca inflamación de esa unidad pilosebácea (inflamación).

4. Sobrecrecimiento bacteriano

Finalmente, en la piel del paciente con acné hay un sobrecrecimiento bacteriano de un microorganismo denominado Propionibacterium acnes, que favorece la infección e inflamación de las lesiones.

¿Cómo se trata el acné?

El tratamiento del acné depende de la intensidad y extensión de las lesiones, así como del impacto que tiene la enfermedad en la vida del paciente. Todas las terapias van dirigidas a impactar sobre los factores que originan el acné: eliminar las espinillas (queratólisis), el exceso de sebo, la inflamación y/o la infección. Cuantos más factores controle el tratamiento, más efectivo resultará.

Se pueden emplear sustancias queratolíticas (ácido retinoico, adapaleno, salicílico, glicólico), seborreguladoras (retinoides, peróxido de benzoilo), anti-inflamatorias(peróxido de benzoilo, tetraciclinas) y/o antibióticas (tetraciclinas, azitromicina, eritromicina).

Los retinoides orales, derivados de la vitamina A, han marcado un antes y un después en la terapia del acné, ya que ejercen su efecto sobre todos los factores etiológicos del acné y producen mejorías espectaculares con un índice de curación muy elevado. El más empleado por su perfil de seguridad y efectividad es la isotretinoína.

El tratamiento del acné no es estándar: cada persona tiene un acné y unas preferencias propias. Es trabajo del dermatólogo dialogar con el paciente y valorar de forma conjunta la mejor terapia para él/ella sopesando los pros y los contras de cada opción.

“La isotretinoína es el fármaco más eficaz en el tratamiento del acné”

Cicatrices Acné
Cicatrices Acné

¿Cómo se tratan las cicatrices de acné?

Las secuelas cicatriciales provocadas por el acné son muy difíciles de eliminar completamente.

Sin embargo, una vez aparecidas existen técnicas con las que se puede conseguir cierta mejoría y disimular dichas cicatrices. Entre ellas, destacan el uso de peelings químicos de ácido salicílico, glicólico y/o tricloroacético; o bien rellenos de ácido hialurónico, o en algunos casos el uso de la cirugía. También existen láseres quirúrgicos tanto ablativos como no ablativos que pueden contribuir a la mejoría de dichas cicatrices. Sí es importante recalcar que el tratamiento de las cicatrices de acné se debe abordar sólo cuando hayamos controlado las lesiones activas de acné con el tratamiento médico.

 “La mejor manera de prevenir las cicatrices es un tratamiento precoz y correcto de nuestro acné”

clínica

Pedro Aceituno Madera Dermatólogo
Menú de cierre