EL láser de CO2 es el láser que nos permite obtener los mejores resultados estéticos en el tratamiento de lesiones benignas en la piel. Con este láser vamos a ser capaces de eliminar cualquier lesión cutánea (queratosis seborreicas, lunares verrugosos, puntos rubí, fibromas, verrugas, hiperplasia glándulas sebáceas …).

La gran potencia y control del daño en tejidos del láser de CO2 facilitan un resultado estético superior en términos de menor cicatriz y con un grado de seguridad muy elevado.

Ejemplos de lesiones que pueden tratarse con láser de CO2

FIBROMAS
QUERATOSIS SEBORREICAS
XANTELASMAS
VERRUGAS
SIRINGOMAS
PUNTOS RUBÍ

¿Queda cicatriz después de eliminar una lesión en la piel con láser CO2?

Aunque no existe una técnica quirúrgica que asegure un riesgo nulo de cicatrices cuando extirpamos una lesión en la piel, el láser CO2 es considerado en la actualidad una de las que menor riesgo tiene de cicatrices inestéticas.

Su gran precisión hace que dermatólogo pueda controlar la profundidad a la que penetra el haz de luz y por tanto la cantidad de tejido que quiere eliminar. De esta manera, cuando eliminamos una lesión, quedará una pequeña costra que en pocos días se eliminará dejando una zona rosada que posteriormente coge un color similar al de la piel normal.

Así, se consigue la desaparición de la lesión con resultados estéticos superiores a los conseguidos con métodos más antiguos como el electrobisturí.

 

ANTES Y DESPUÉS

Menú de cierre