¿QUÉ ES EL ACNÉ?

El acné es uno de las enfermedades de la piel más frecuentes en la población, calculándose que hasta el 80% de las personas ha sufrido esta alteración en algún momento de su vida. Se caracteriza por la aparición de comedones (espinillas), pápulas (granos), pústulas (granos de pus) y a veces nódulos y quistes (granos profundos) en zonas seborreicas. Afecta con mayor frecuencia a la cara, pero también puede ocurrir en la espalda, el pecho, los hombros y el cuello. Aunque no es una enfermedad grave, puede ser desagradable y desfigurante.

LA ISOTRETINOÍNA, FÁRMACO MÁS EFICAZ EN EL ACNÉ.

La isotretinoína (también conocida por su primer nombre comercial, (“Roacután”) es un retinoide derivado de la vitamina A que actúa directamente sobre las glándulas sebáceas donde se produce el acné. Ha supuesto un antes y un después en el tratamiento de esta enfermedad, ya que consigue curaciones completas entre el 80-90% de los pacientes tratados.

“Prácticamente el 100% de los pacientes que han hecho el tratamiento están satisfechos con los resultados y volverían a repetir la terapia si fuera necesario”.

¿Cómo actúa la isotretinoína? La isotretinoína va a actuar a nivel de todos los factores causantes implicados en el acné:

  1. Disminuye la produción de sebo.
  2. Altera la composición de la grasa de la piel, disminuyendo la proliferación de bacterias en la piel.
  3. Disminuye la queratinización a nivel del folículo piloso.
  4. Efecto antiinflamatorio. 

Por tanto, es el único fármaco que actúa a nivel de la causa del problema, por lo que su eficacia no es comparable a ningún otro tratamiento.

 

LECTURAS ADICIONALES EN NUESTRO BLOG

Menú de cierre