¿QUÉ ES LA DERMATITIS ATÓPICA ?

Se trata de una enfermedad alérgica, que manifiesta sus síntomas de comienzo en la piel, para posteriormente  expresarse en forma de rinitis y/o asma, pudiendo coexistir  con las lesiones de la piel, es lo que denominamos “marcha atópica”. En estos casos se configura una manifestación atópica florida, en donde los niveles de anticuerpos IgE, alcanzan los valores más elevados.

Prurito

La dermatitis atópica o eczema atópico es una enfermedad frecuente. Aparece precozmente, por lo general durante la lactancia, y suele mantenerse durante la adolescencia y la edad adulta. Más del 80% de los pacientes con dermatitis atópica comienzan a presentar los síntomas antes de los cinco años de edad.

En esta enfermedad son frecuentes las sensibilizaciones múltiples. Debido a su comienzo temprano aparecen primero sensibilizaciones alimentarias y posteriormente sensibilizaciones frente a alergenos inhalantes, especialmente los ácaros del polvo doméstico y los pólenes.

En la inmensa mayoría de los casos se encuentran antecedentes familiares de estas enfermedades.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

La distribución del eczema puede variar con la edad. En bebés y niños pequeños, el eczema suele localizarse en la cara, la parte externa de los codos y en las rodillas. En los niños mayores y adultos, en cambio, tiende a manifestarse en manos y pies, brazos y en la parte posterior de las rodillas (zonas de pliegues).

A continuación, enumeramos los síntomas más comunes del eczema. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

Piel extremadamente seca con picor.
Pequeños bultos en la piel o erosiones que exudan al rascarse.
Enrojecimiento e inflamación de la piel.
Engrosamiento de la piel (en el caso de eczema crónico).
El rascado y frotamiento excesivos pueden rasgar la piel y provocar una infección. Los síntomas de eczema pueden parecerse a los de otras enfermedades de la piel.

¿Cómo se diagnostica la dermatitis atópica?

El diagnóstico suele determinarse con un examen físico y la historia médica. El diagnóstico puede incluir:

  • Antecedentes familiares (los niños nacidos de una madre que tiene una enfermedad alérgica son más propensos a desarrollar eczema).
  • Antecedentes personales de alergia o asma.
  • Analíticas de sangre (niveles de Ig E).

Tratamiento de la dermatitis atópica.

El tratamiento específico de la dermatitis atómica va a depender de:

  • Su edad (o la de su hijo), su estado general de salud y su historia médica.
  • Nivel de gravedad.
  • Su tolerancia (o la de su hijo) a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la reacción.
  • Su opinión o preferencia.

” Los objetivos del tratamiento son reducir el picor e inflamación de la piel, hidratar la piel, prevenir las infecciones y reducir el número de brotes o que estos sean más leves”

Recomendaciones generales en la Dermatitis atópica

Las siguientes sugerencias son útiles para el control de la dermatitis atómica:

  • Evite el contacto con agentes irritantes.
  • Tome baños o duchas cortos con agua tibia.
  • Emplee buenas técnicas de cuidado de la piel.
  • No utilice jabones fuertes. Solicite a su dermatólogo que le recomiende una marca.
  • Vístase con ropa ligera – el sudor puede empeorar el eczema.
  • Utilice cremas hidratantes al menos una vez al día. Solicite a su dermatólogo que le recomiende una marca.
  • Evite rascar el área afectada.
  • Disminuya al mínimo el estrés.

Dermatitis atópica

” La hidratación  es un pilar fundamental en el tratamiento de la Dermatitis atópica”

El dermatólogo puede también pautar medicamentos dependiendo de la severidad y/ recurrencia de los brotes. Los siguientes medicamentos son los más utilizados para tratar  la dermatitis atópica:

  • Antihistamínicos: estos medicamentos ayudan a disminuir el picor. Pueden causar somnolencia. Existen algunos antihistamínicos nuevos disponibles en el mercado que no provocan somnolencia. Consulte al dermatólogo para obtener más información.
  • Cremas de esteroides: estos medicamentos tópicos ayudan a disminuir la inflamación de la piel y también alivian el picor y la hinchazón. Hay diversos esteroides tópicos de distintas concentraciones. El uso excesivo de esteroides es potencialmente dañino para la piel. Siga el consejo del dermatólogo sobre el número de aplicaciones diarias y el tiempo de tratamiento.
  • Antibióticos orales: estos medicamentos derivan del moho o las bacterias y retrasan el crecimiento de microorganismos específicos. Siga las indicaciones para la dosificación y la administración cuidadosamente y consulte al dermatólogo según sea necesario.
  • Inmunomoduladores tópicos: los inmunomoduladores tópicos son una clase nueva de medicamentos para el tratamiento de la dermatitis atópica. Estos medicamentos se aplican directamente sobre la piel para modificar la respuesta inmunológica. Van a permitirnos utilizar menos corticoides y reducir el número de brotes.
  • Otros: en casos severos o que no responden a los tratamientos convencionales el dermatólogo le aconsejará sobre tratamientos sistémicos de segunda línea, como corticoides orales o ciertos inmunosupresores.
Menú de cierre