¿QUÉ ES EL MELANOMA?

El melanoma es una de las formas más agresivas de cáncer de piel que se origina en los melanocitos, las células que producen el color o pigmento de la piel, llamado melanina. El melanoma suele afectar a adultos, pero ocasionalmente también afecta a niños y adolescentes.

“Si se diagnostica precozmente en fases iniciales, la curación es cercana al 100%, mientras que en fases avanzadas no existen alternativas terapéuticas efectivas”. 

A simple vista, un dermatólogo puede diagnosticar correctamente aproximadamente el 80% de los melanomas. Sin embargo, existen lesiones dudosas en las que se requieren medios diagnósticos especiales, como la dermatoscopia.

 

FACTORES DE RIESGO DEL MELANOMA

Aquello que aumenta el riesgo de padecer una enfermedad se denomina factor de riesgo. Las personas que presentan una o más características de las siguientes tienen un mayor riesgo de desarrollar un melanoma:

  1. Cabello rubio o pelirrojo
  2. Ojos claros
  3. Piel clara (incapaz de broncearse)
  4. Historia de melanoma en la familia y/o personal
  5. Un lunar que ha cambiado de color, tamaño y/o forma
  6. Muchos lunares (más de 50) o varios lunares de gran tamaño
  7. Muchas pecas
  8. Tratamiento con inmunosupresores (pacientes trasplantados)
  9. Nevos (lunares) displásicos
  10. Exposición solar intermitente intensa (periodos vacacionales)
  11. Exposición solar crónica al sol (profesiones al aire libre)
  12. Uso de lámparas de bronceado, especialmente por debajo de los 35 años
  13. Historia de quemaduras solares con ampollas especialmente en infancia/adolescencia
  14. Evolución del melanoma

Todas las personas tenemos manchas en la piel, son parte del proceso normal del envejecimiento de la misma y  la exposición solar. Sin embargo, a veces pueden ser el signo de un cáncer de piel. Revisa tu piel de forma regular en busca de manchas sospechosas. Si tienes dudas, consulta a tu dermatólogo.

“El cáncer de piel puede ser visto y si se detecta a tiempo ser tratado con éxito”

Revisa tu piel  cada 2-3 meses. Fíjate especialmente en manchas que:

  1. Han cambiado de tamaño, color o forma
  2. Son diferentes del resto
  3. Son asimétricas
  4. Tienen un tacto áspero
  5. Tienen varios colores
  6. Son mayores de 5 mm
  7. Pican
  8. Sangran
  9. Tienen una superficie brillante
  10. Parecen una herida pero no cicatriza

SIGNOS DEL MELANOMA

Recuerda los signos ABCDE del melanoma:

“La detección precoz es el principal factor para el éxito en el tratamiento del melanoma”.

A -¿Es la mancha ASIMÉTRICA?

B -¿Tiene BORDES irregulares?

C -¿Tiene más de un COLOR? 

D -¿Tiene un DIÁMETRO mayor de 6 mm?

E – ¿Ha CRECIDO recientemente?

Cualquier cambio (de tamaño, forma, color, abultamiento, o similar, así como nuevos sintomas como picor o sangrado) es una señal de alarma que no debemos ignorar.

“Revisa los signos ABCDE del melanoma y si tienes al menos uno de ellos consulta con tu dermatólogo”.

En cualquier caso: permanece atento a los cambios.

Debemos evitar la quemadura solar.

¿QUÉ PERSONAS TIENE MÁS RIESGO DE SUFRIR CÁNCER DE PIEL?

El cáncer de piel es más frecuente en personas mayores de 50 años o personas que se han expuesto al sol de forma prolongada o intensa. Este cáncer puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las áreas con mayor exposición al sol como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

Las personas con un riesgo aumentado son las que:

 Tienen piel clara o sufren quemaduras solares con facilidad
Tienen historia de quemaduras solares en la infancia
Pasan muchas horas al sol (por ocio o trabajo)
Se exponen al sol de forma intensa en cortos periodos de tiempo (vacaciones)
Utilizan cabinas de bronceado
Tienen más de 50 lunares
Tienen una historia familiar de cáncer de piel
Tienen más de 50 años
Tienen un trasplante de órganos
Aunque no seas una persona de alto riesgo, también puedes tener un cáncer de piel, así que no olvides revisar tu piel de forma regular y realizar al menos una revisión anual por tu dermatólogo.

 

¿CÓMO PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL?

Utiliza el sentido común cuando te expongas al sol para minimizar el riesgo de cáncer de piel.

Consejos:

  • Extrema las medidas de protección para los niños (uso regular de un protector solar con un factor elevado [más de 30], camiseta y gorra).
  • Busca la sombra y no te expongas al sol en las horas centrales del día (entre 12 y 17 horas).
  • Proteje tu piel y tus ojos (gorra, camiseta, gafas).
  • Deja que tu piel se acostumbre al sol de forma gradual. ¡Evita las quemaduras solares!.
  • Aplica el protector solar con un factor elevado (más de 30) cada 2-3 horas.
  • Evita el uso de cabinas de bronceado.
  • Si tu piel se enrojece después de ponerte al sol, eso significa que te has quemado.
  • Cuando aparecen ampollas o dolor que duran más de 2 días, se considera una quemadura grave

 

 

Referencias:

www.euromelanoma.org
National Cancer Institute. EE.UU. http://www.cancer.gov/cancertopics/types/skin. Acceso marzo 2014.
American Cancer Society. http://www.cancer.org/cancer/skincancer-melanoma/index.  Acceso marzo 2014.
Material de interés:

  1. Campaña euromelanoma 2014.                                              
  2.  Información general para la detección precoz del cáncer de piel
  3. Instituto Nacional del Cáncer. Gobierno de EE.UU.
  4. Sociedad Americana del Cáncer.
  5. 23 lesiones de piel: ¿benignas o malignas?.
  6.  ¿Cómo examinar tu piel?. 
Menú de cierre