¿QUÉ ES LA PSORIASIS ?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel. Es una enfermedad que evoluciona por brotes. No es contagiosa. Hay una predisposición genética a padecerla y también se puede desencadenar debido a factores ambientales. Los factores desencadenantes incluyen el stress, las infecciones por ciertos virus y bacterias o las reacciones a determinados medicamentos.

 

“No tiene cura, pero gracias a los tratamientos actuales se puede controlar y conseguir una buena calidad de vida para el paciente”.

Es una enfermedad autoinmune, es decir, la propia piel es la que se ataca a sí misma. La psoriasis se produce porque los linfocitos T, células que contiene la sangre para la defensa del cuerpo contra las infecciones, se activan indebidamente. Esta activación produce un aumento del diámetro de los vasos sanguíneos de la piel (vasodilatación), lo que se manifiesta con el típico color rojo de las lesiones y, por otro lado, desencadena un incremento de las células de la capa inferior de la epidermis, las encargadas de ir renovando la piel. Este proceso de recambio celular suele durar entre 28 y 30 días, pero en las personas con psoriasis se reduce a tres días, motivo por el cual aparecen las escamas blanquecinas y se produce una descamación exagerada.

La cara oculta de la psoriasis.

Las personas con psoriasis dicen que se sienten avergonzadas y estigmatizadas debido a su piel y sufren de ansiedad y stress debido a la reacción de la gente. Este sentimiento de vergüenza conduce a que quieran cubrir su piel lo más posible: algunas cambian completamente su vestuario y sólo compran ropa con la que puedan ocultar su piel a los demás. En último extremo, la psoriasis puede llevar a las personas que la padecen a abandonar sus aficiones  o incluso a retirarse de su círculo social para evitar miradas ofensivas, comentarios hirientes y la constante necesidad de explicar el por qué del aspecto de su piel.

“La psoriasis se relaciona con un aumento en el riesgo de desarrollar otras enfermedades como la obesidad, diabetes tipo 2  y depresión”.

La psoriasis no tratada puede ser un factor independiente de riesgo para el infarto agudo de miocardio, especialmente en gente joven con psoriasis severa.

Los resultados de una encuesta europea reciente han demostrado que los pacientes con psoriasis moderada a severa tienen tendencia adoptar hábitos poco saludables en su vida diaria, por ejemplo, son más proclives a fumar, no hacer ejercicio físico con regularidad y a no mantener una dieta sana.

La patología más asociada a la psoriasis es la artritis psoriásica, una enfermedad que añade dolor, inflamación y dificultad de movimiento de las articulaciones.

psoriasis

 

¿Cómo son las lesiones de psoriasis? Dónde localizarlas.

Las lesiones más comunes y características de la psoriasis se denominan placas. Estas suelen ser lesiones redondeadas de 3 a 5 centímetros de diámetro. Son lesiones rojas con más o menos escamas blanquecinas en su superficie.  Las lesiones se localizan sobre todo en las caras de extensión de codos y rodillas. También son muy frecuentes en la zona baja y central de la espalda y en el cuero cabelludo. Las uñas también pueden verse afectadas en diferentes formas. Con frecuencia se suele confundir con infecciones de hongos. También pueden aparecer lesiones en los pliegues del cuerpo, principalmente en las axilas, ingle y bajo el pecho en las mujeres. Estas lesiones se conocen como psoriasis invertida. También puede afectar a las palmas de las manos y las plantas de los pies donde se pueden formar grietas o fisuras, muy dolorosas.

Referencias:

  1. Schön MP, Boehncke WH. Psoriasis. N Engl J Med. 2005;352: 1899-912.
  2. The National Psoriasis Foundation. About Psoriasis: Frequently Asked Questions. http://www.psoriasis.org. Acceso marzo 2014.
  3. The Psoriasis Association. What is Psoriasis?.www.psoriasis-association.org.ukAcceso marzo 2014.
  4. http://www.psoriasissalud.es. Acceso marzo 2014
  5. Lebwohl M. Psoriasis. The Lancet. 2003; 361: 1197–204.
  6. Richards HL et al. The contribution of perceptions of stigmatization to disability in patients with psoriasis. J Psychosom Res. 2001; 50:11-15.
  7. Mrowietz U et al. The importance of disease associations and concomitant therapy for the long-term management of psoriasis patients. Arch Dermatol Res. 2006; 298:309-319.
  8. Dauden E. et al. Moderate to sever psoriasis patients are more likely to smoke, less likely to exercise regularly and less likely to maintain a healthy diet than normal controls. Abstract FP 1233 from the European Association for Dermatology and Venereology Congress, September 2008.
  9. Gefland J et al. Risk of myocardial infarction in patients with psoriasis. J Am Med Assoc. 2006; 296:1735-1741.
Menú de cierre